Registro Público de Casas de Empeño

Hoy en día se estima que operan en el país más de 6,000 casas de empeño. Todo este crecimiento dio como resultado diferentes efectos negativos como son demandas, irregularidades en los procesos, perdida de bienes sin claridad, entre otras. Ante estas situaciones la autoridad buscó una regulación que termine con  estas circunstancias.

Siempre que uno busca empeñar un bien para obtener dinero espera que la casa de empeño con la que se está lidiando pueda brindar la seguridad necesaria y que la misma esté apegada a la Ley en caso de cualquier situación en la que se vea afectado el consumidor.

Como resultado, el Registro Público de Casas de Empeño es establecido por la PROFECO para tener un control sobre las casas de empeño que funcionan en el país y que estas cumplan un trámite donde se les obliga a matricularse y a respetar los derechos del consumidor de acuerdo a la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Éste registro autoriza o rechaza a las diferentes casa de empeño privadas de acuerdo a la solicitud y al tramite realizado, dando así más seguridad e información al consumidor sobre donde está empeñando sus bienes.

Al cumplir los requisitos que la PROFECO pide, no solo queda respaldado el consumidor a la hora de ejercer sus derechos cuando se empeña un bien. También la casa de empeño cuenta con una protección al haber sido autorizada para operar ya que en caso de no estar en el registro, la casa de empeño podrá ser sancionada y probablemente clausurada.

El trámite tiene un costo que debe ser pagado por cada una de las sucursales que vayan a estar operando. Al terminar el trámite les será entregada una constancia a los proveedores que cumplieron con los requerimientos y las características para entrar en el registro.

Una vez que ya se cuenta con la autorización y la documentación necesaria, el registro debe renovarse cada año.

Algunos requisitos del Registro Público de Casas de Empeño son:

  • Presentar una solicitud por cada sucursal a la PROFECO.
  • Presentar documentos avalados por un notario.
  • Relación entre los diferentes socios y componentes.
  • Contrato registrado en la PROFECO.
  • Comprobante de pago por el trámite (cada sucursal requiere un pago).
  • Una copia física y una digital de todos los documentos requeridos.
  • Carta de no antecedentes penales.
  • Contar con póliza de seguro.

 

El Registro Público de Casas de Empeño ya opera en el país regulando la operación de las Casas de Empeño, logrando así mejorar el funcionamiento de este éstas y que el consumidor se vea protegido a la hora de empeñar un bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *