Registro de Prestadores de Servicios Financieros SIPRES

La cantidad de instituciones y empresas que ofrecen servicios financieros ha ido aumentando en los últimos años y eso dio origen a la necesidad de crear un registro que se encargué de revisar la manera en las que estas funcionan. La CONDUSEF fue la encargada de desarrollar un registro que inscribe a cualquier tipo de institución que ofrezca servicios financieros y que haya sido autorizada por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.

El Registro de Prestadores de Servicios Financieros, conocido como SIPRES, nace como una herramienta en la que el cliente se puede apoyar para conocer más a fondo a las instituciones financieras y el como funcionan. Con este registro la información de las empresas será accesible para el usuario, en donde se podrá enterar sobre diferentes datos de la empresa como capital mínimo, estado respecto a la ley, localización de oficinas, etc. Todo con el fin de mejorar la calidad del sistema financiero mexicano y también de ayudar al cliente a hacer una buena selección de servicio.

El SIPRES obliga a los prestadores de servicios financieros a tramitar una clave institucional y proporcionar información corporativa la cual debe ser actualizada y validada cada tres meses. Las empresas obligadas a participar en el SIPRES son definidas en el  artículo dos de la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros. Ahí se especifica que tipos de organizaciones deben apegarse al registro como son sociedades de ahorro, casas de bolsa, instituciones que ofrecen créditos, organizaciones de seguros, fondos de inversión, etc.

Cualquier persona debe ser capaz de tener acceso a la información por parte de las empresas aunque si estas no la proporcionan, se podrá buscar en la base de datos del SIPRES para poder obtener la información requerida.

El SIPRES busca que en México crezca la cultura en relación a las finanzas y es por eso que la CONDUSEF asigna al SIPRES a crear estrategias que mejoren los vínculos entre las instituciones y los usuarios. Con una organización adecuada se puede lograr que el funcionamiento de las instituciones financieras mejore y así ayudar al desarrollo económico en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *