Quejas Contra Casas de Empeño

Cuando un usuario utiliza los servicios de una casa de empeño siempre cabe la posibilidad de que haya problemas sobre todo cuando la sucursal o empresa no funciona de manera correcta. Para esas circunstancias existen diferentes alternativas para los clientes que quieran presentar una queja o informar sobre las irregularidades que se presenten y el mal funcionamiento de una casa de empeño.

Cuando uno sufre un inconveniente en alguna sucursal la primera opción siempre será tratar de localizar al gerente o encargado. Este deberá ser capaz de atenderle y ayudarle en sus necesidades, aunque en caso de que el problema sea mayor, lo mejor será buscar ser atendido y escuchado por una autoridad mayor. Es importante saber si la empresa con la que se está lidiando forma parte de alguna asociación, ya que estas organizaciones se encargan de regular a sus afiliados y de resolver conflictos que beneficien a los clientes de sus empresas. Si una asociación recibe una queja sobre uno de sus afiliados, lo más probable es que la organización busque resolver el problema lo antes posible para que no solo el cliente salga beneficiado sino también para que las empresas no se manchen ni se vean involucradas en problemas mayores.

En caso de que uno desee quejarse con una asociación, existen diferentes medios como son correo electrónico, teléfono o incluso oficinas para que la gente tenga acceso a las líneas de atención. Para que las quejas adquieran importancia es fundamental que el cliente tenga todos los documentos posibles que sirvan como sustento de la queja, así como información sobre la sucursal, bienes y nombres de las personas implicadas. Todo esto para que el proceso de la queja sea más rápido y el problema pueda ser resuelto lo antes posible.

Si el problema por el cual el usuario quiere presentar una queja se lleva a cabo en una sucursal de una empresa que no está afiliada a una asociación, la reclamación se puede presentar ante una entidad más grande como es PROFECO. La PROFECO es una organización creada para proteger los derechos del consumidor y trabaja para que el usuario no sea víctima de abuso, regulando muchos tipos de comercio. Si un cliente quiere presentar una queja a la PROFECO la primera opción sería llamar por teléfono a la línea del consumidor, la cual es gratuita o acudir a alguna de las oficinas, aunque esta institución ahora maneja un método mucho más práctico llamado Concilianet. En este módulo los consumidores podrán presentar sus quejas desde casa sin tener que ir a una oficina o llamar por teléfonos, ya que toda la documentación se hace por internet.

Al igual que con las asociaciones, es muy importante que el cliente cuente con todos los documentos e información ya que son requeridos por PROFECO para poder encontrar la mejor solución al problema. La buena noticia para los clientes afectados que acudan a la PROFECO es, que esta entidad cuenta con el registro de más de la mitad de las casas de empeño que hay en el país y si usuario tiene un problema con alguna de estas casas de empeño, será más fácil para PROFECO el poder resolver el problema. Si el problema se da con una casa de empeño que no está registrada, se llevara a cabo una investigación más a fondo sobre la operación y administración de la empresa involucrada. Para las dos situaciones es extremadamente importante el contar con la boleta de empeño, facturas, identificación, etc. Concilianet llevará a cabo el proceso de manera virtual y al final, el afectado será contactado para informarle sobre los resultados, todo esto sin tener que presentarse en una oficina.

El tema de las quejas respecto a las casas de empeño es bastante común y es por eso que las instituciones que reciben las reclamaciones y atienden a los usuarios cuentan ya con antecedentes para solucionar el problema. Si usted ha tenido inconvenientes con una casa de empeño ya sabe dónde pedir atención para que su queja pueda resolverse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *