La Boleta de Empeño

Cuando uno como usuario acude a una casa de empeño, siempre es necesario tener la copia del documento que respalda el préstamo y en el cual se definen los valores y condiciones que existen entre las partes. A este documento se le llama boleta de empeño.

La boleta de empeño es un documento que protege un préstamo hecho por una casa de empeño a un pignorante. Esta boleta de empeño tiene la función de pactar el valor de la prenda empeñada con la fecha de pago principalmente, aunque hay una serie de características que debe incluir el documento por obligación. Con la boleta, el pignorante es capaz de recuperar su prenda o, en caso de que se haya vencido el plazo y los bienes empeñados se hayan vendido, pueda recuperar el porcentaje restante del valor del bien, aunque la casa de empeño pase a ser dueña de los derechos de la prenda. Es común que las casas de empeño ofrezcan refrendos, y por eso en estas situaciones las empresas están obligadas a otorgar una boleta de empeño cada vez que se renueve un plazo.

Las características que debe llevar la boleta de empeño son establecidas por la PROFECO para que el documento se establezca con condiciones que protejan al cliente de abusos por parte de la casa de empeño y también para que la casa de empeño pueda recuperar su inversión. Estas características hacen que las operaciones se encuentren dentro del marco legal y aquí ponemos los requisitos que exige la PROFECO para estos contratos:

  • Definir condiciones para los pagos
  • Valor de préstamo y avalúo
  • Indicar intereses que cobra la casa de empeño
  •  Datos de quien otorga el préstamo (domicilio, RFC, nombre, sucursal)
  • Datos del pignorante (domicilio, RFC, nombre)
  • Fechas de expedición y pago
  • Descripción de las prendas
  • Valor agregado por impuestos

En caso de un empeño, es importante revisar que su boleta de empeño cumpla estos requisitos y también es necesario que conserve su copia, porque sin ella no podrá demostrar su parte en el contrato en caso de que se presente algún inconveniente.

Una recomendación que hace la CONDUSEF respecto a la boleta de empeño es que no la venda o regale una vez que haya terminado el plazo de su empeño, ya que existen personas conocidas como “coyotes” que se dedican a conseguir boletas de empeño con plazo vencido. La boleta de empeño sigue siendo importante aunque el plazo del préstamo haya terminado, esto debido a que el pignorante tiene derecho a exigir un porcentaje del valor de su bien cuando la prenda es vendida y la única manera de reclamar ese valor es presentando la boleta de empeño.

La boleta de empeño es un documento sumamente importante para ambas partes en un préstamo, pero es fundamental que el pignorante no pierda, venda o maltrate este contrato para no tener problemas con sus bienes empeñados. La boleta de empeño es la herramienta que garantiza el trámite y el manejo de las prendas en un empeño, por eso debe ser visto como un documento de gran trascendencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *