El Enganche en un Préstamo Personal

¿Sabe usted a ciencia cierta el significado de un enganche cuando hablamos de operaciones crediticias de cualquier tipo? Pues no es ninguna ciencia. Siendo prácticos lo único que hay que saber es que el enganche es el primer pago o aportación que se hace a favor de un préstamo personal o crédito que se está contratando.

Lógicamente, todas las instituciones bancarias que otorgan algún tipo de crédito o financiamiento, piden algún tipo de enganche. Esto aplica para préstamos para autos, préstamos hipotecarios, prestamos pymes, y para muchos otros tipos de préstamos. El enganche puede ir desde un 10% hasta un 30% en la mayoría de los casos. Aunque existen algunos planes crediticios que le dan al cliente la libertad de elegir el importe del enganche, pudiendo llevarlo así hasta por arriba del 50%.

La importancia del enganche radica en lo que viene después. Si bien se dijo al inicio que el enganche es el primer pago o aportación de algún préstamo, este está directamente relacionado con los pagos mensuales que tendremos que realizar en el futuro.

A mayor enganche, menor será el saldo insoluto y menores serán las mensualidades del préstamo. A menor enganche, mayor será el saldo insoluto y mayores serán las mensualidades del crédito.

Haga sus cuentas. Muchas veces conviene más hacer un esfuerzo adicional al momento de contratar un crédito con el objeto de que sus mensualidades queden en un rango que le permitan cumplir con facilidad sus pagos.

En pocas palabras, el mejor préstamo no es precisamente el que ofrece el menor enganche, ya que esto dará como resultado mensualidades más altas y difíciles de pagar.

Empeño de Autos

2 thoughts on “El Enganche en un Préstamo Personal

Responder a Ester San Martin Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *