Casas de Empeño Irregulares Aceptan Objetos Robados

Las casas de empeño en México suelen exigir que las prendas a empeñar tengan documentos que respalden al usuario como propietario para evitar que se den préstamos por objetos robados, pero no siempre es así, ya que existen casas de empeño informales o irregulares que aceptan objetos sin exigir los documentos que prueben que son propiedad del pignorante.

En México existen más de 6,000 casas de empeño de las cuales, más del 20% no cuentan con un registro ante PROFECO. Al no ser autorizadas ni reguladas por una autoridad, esas casas de empeño que operan fuera de la ley tienden a tener un funcionamiento irregular y una de esas actividades informales es aceptar objetos sin comprobar quien es el propietario.

Se estima que en estas casas de empeño que no cuentan con una afiliación al registro, más de la tercera parte de los objetos que son empeñados vienen de procedencia ilícita. Para un asaltante o un ladrón, las casas de empeño irregulares suelen ser la mejor opción por la rapidez en la que pueden conseguir dinero a cambio de sus objetos robados. El hecho de que en las casas de empeño se acepten bienes robados no ayuda a que disminuya el problema de la delincuencia, ya que para el ladrón es una gran alternativa.

Las casas de empeño informales que aceptan objetos robados no solo afectan a la sociedad fomentando la delincuencia, sino que también afectan y de gran manera al negocio en general de las casas de empeño en el país, por la mala fama que se genera sobre estos tipos de establecimientos. Ante la situación, se han buscado medidas por parte de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios y otras instituciones para reducir el número de casas de empeño irregulares. Se buscara identificar cuáles son las casas de empeño que no están registradas ante la ley y se realizaran operativos para que estos negocios empiecen a exigir la documentación necesaria para comprobar el origen de una prenda y aparte obligarlos a que se unan al registro de casas de empeño.

En el 2014, la autoridades hicieron cambios a la Ley Federal del Consumidor para que se mejore el funcionamiento de las casas de empeño y una de las medidas más importantes fue la de obligar a las casas de empeño a utilizar un libro de registro en donde se describa al pignorante y también a la prenda empeñada. Esta medida se creó para que en caso de que se necesite llevar a cabo una investigación, los datos sobre los empeños puedan ser utilizados por las autoridades.

Es importante para el usuario saber a qué tipo de casa de empeño acudir en caso de que requiera un préstamo. Cuando va a empeñar un bien puede informarse sobre cuáles son las características que tienen las casas de empeño que están registradas ante PROFECO y así evite empeñar sus bienes en una casa de empeño que no funcione de manera legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *